Programa de formación sacramental

Es una necesidad para nosotros hacer cada vez más palpable, concreto y operativo este Proyecto Pastoral Salesiano que la Institución ha buscado seguir como parte esencial de su filosofía, visión y misión, es por ello que se presenta este Plan de Acción Pastoral.

Dicho Plan, contempla, de forma cronológica y procesual, gran parte de la acción pastoral que se lleva y se quiere llevar adelante en el Colegio. No es algo nuevo, es un instrumento operativo que lleva a la práctica nuestra búsqueda del desarrollo de una acción educativa, que privilegie la formación integral en valores de nuestros estudiantes, y la participación corresponsable de todos los miembros de la comunidad Educativa.

La idea no es cambiar todo en poco tiempo sino, ir formando un ambiente que vaya creando identidad y tradición, que atraiga a los jóvenes y los integre en un camino de crecimiento humano-cristiano.

Si bien es cierto que en el desarrollo de las actividades no está dada de ante mano la asunción del Proyecto como tal, éstas propician dicho alcance y generan experiencias de crecimiento en los integrantes de la comunidad educativa, en especial los alumnos. La identificación con el Proyecto se va dando en la medida que cada persona desde su labor y posibilidades se vaya abriendo a él y se vaya haciendo partícipe de él, entendiendo su alcance, su profundidad y su riqueza para la formación de nuestros alumnos.
El Plan no debe ser entendido como un conglomerado de actividades, sino como experiencias que fortalecen una vivencia y una asunción más profunda de lo que significa la Pastoral.
 

FUNDAMENTACIÓN

La Coordinación de Pastoral, el ente institucional que identifica la fibra esencial de la filosofía del Colegio, debe buscar una consolidación y claridad en la acción educativa. Identificarnos con la filosofía Salesiana y adherirnos a ella es un compromiso implícito de fortalecer cada vez más este frente que lleva adelante el espíritu pedagógico de la razón, la religión y el amor.

Hasta ahora el trabajo pastoral en el Colegio ha sido muy satisfactorio y ha ido creciendo y fortaleciéndose cada vez más; conformar una Coordinación, dedicar personal para su puesta en marcha, darle un realce importante, dedicar recursos para su funcionamiento, entre otros, son hechos que han ido consolidando este ente cada vez más. Sin embargo, este crecimiento, que ha sido sostenido, necesita mayor solidez.

Lo que inició como “actividades religiosas” está tomando otro matiz; ya no son simples actividades, son experiencias engranadas con un objetivo de un proyecto claro de crecimiento y formación del niño y el joven que se educa en Nuestra Institución.

Como Colegio estamos claros que inteligencia sin corazón es un arma de destrucción. Aun cuando académicamente y legalmente la educación en valores no está explícita en el currículum educativo de la nación, Nuestro Colegio dedica, reconociendo su importancia, tiempo, esfuerzo y recursos para lograr, bajo la luz de los valores cristianos, una educación integral del alumno.

Hoy y siempre será necesaria una educación que promueva los valores de la solidaridad, el respeto, la misericordia y la caridad. Nuestro país y el mundo está sediento de personas que se preocupen unos de otros y entreguen su vida por el bien de los demás. Y estamos convencidos que la fe cristiana es, por excelencia, un camino que orienta hacia estos objetivos.

 

DIMENSIONES DEL PROYECTO

Para lograr esta educación integral, el Proyecto Pastoral abarca cuatro dimensiones:

La dimensión educativo-cultural desde la necesidad de los destinatarios se orienta a su crecimiento humano. Asume como contenidos: la formación académica, el desarrollo de la cultura, la preparación para el trabajo, el uso formativo del tiempo libre.

La dimensión evangelizadora-catequética complementa la dimensión anterior porque está orientada “a la plena madurez de los jóvenes en Cristo” y a su crecimiento en la Iglesia; por esto es indispensable que, respetando la pluralidad religiosa, demos razón de la fe cristiana integrando: anuncio, comunión, servicio y celebración (liturgia).

La dimensión vocacional es esencial al crecimiento de la persona porque posibilita clarificar y realizar su propio proyecto de vida según su vocación.

La dimensión asociativa, implica un ambiente de acogida, participación, relaciones amistosas y fraternas, en fin, un modo comunitario de crecimiento humano – cristiano consolidado por la presencia animadora y solidaria de los educadores, bajo cuya orientación se cultiva una diversidad de formas de vida asociativa como iniciación concreta al compromiso en la sociedad.

 

OBJETIVOS

Objetivo General: Promover y desarrollar experiencias educativo-evangelizadoras a la luz de los valores cristianos que inviten y orienten a todos los integrantes de la Comunidad Educativa de la Institución, en especial los alumnos, a vivir profundamente sus vidas y a lograr una formación integral que desemboque en compromiso y solidaridad consigo mismo y con los demás.

Objetivos Específicos: Acorde a los cuatro elementos esenciales de toda obra salesiana (Casa, parroquia, escuela y patio) el Colegio Domingo Savio toma este objetivo general y l desglosa en varios objetivos específicos anclados en frentes de acción definidos así: académico, docentes y maestros, Padres de Familia, asociacionismo, actividades extra escolares y acción social, sacramental. Los mismos se recogen en tres grandes frentes: ACCIÓN HACIA LOS ALUMNOS, LOS PROFESORES Y LOS PADRES DE FAMILIA; aunque se debe tener en cuenta que los objetivos tocan en su mayoría no uno sino varios frentes.

 

OBJETIVOS DIRIGIDOS A LOS ALUMNOS:

Académico:

  1. Promover y programar un espacio de encuentro (Clase) en el aula, inserto en  el horario académico de cada sección, que estimule al crecimiento integral personal y grupal de los alumnos, guiándolos y acompañándolos en sus dificultades y motivándolos a la vivencia de los valores.
  2. Velar por la vivencia del Sistema Preventivo en cada una de las asignaturas.
  3. Promover los valores cristianos-salesianos de la alegría, el cumplimiento de los deberes y la fe en cada una de las actividades académicas de las Instituciones.
  4. Crear figuras de participación protagónica (delegado pastoral, comisiones, encargados…) que colaboren en el quehacer pastoral y sea puente entre el trabajo de la coordinación y cada salón de clase, llevando a la vez el pulso del curso en este campo.
  5. Dar orientación en valores cristianos y salesianos al cumplimiento de actividades académicas las visitas de campo, algunas clases entre otros.
  6. Fortalecer y dinamizar el trabajo con otras coordinaciones en pro de la formación en valores.
  7. Actualizar el portal de Internet referente a la pastoral.
  8. Promover el protagonismo de los alumnos y alumnas de mayor edad en la educación en valores de sus compañeros menores.

 
Asociacionismo:

  1. Incentivar la formación de grupos con proyectos definidos en los que se privilegie el crecimiento personal, grupal y profesional.
  2. Crear una red de grupos o clubes (periodismo, teatro, deporte, acción social, etc.) que lleven adelante actividades y experiencias que motiven al alumnado a la vivencia de los valores y la religión.
  3. Crear espacios de participación en los que los jóvenes puedan desplegar sus potencialidades programando y llevando adelante responsabilidades dentro y fuera de la Institución.
  4. Crear y promover grupos de espíritu servicial que crezcan y trabajen por la educación de sus compañeros y por la ayuda a los demás, y que poco a poco vayan cautivando al joven hacia la labor pastoral y hacia su formación de buenos cristianos y honrados ciudadanos.
  5. Promover la formación de líderes y dirigentes con clara identidad cristiana y percepción critica de los problemas de hoy.

 
Actividades extra escolares:

  1. Proponer actividades culturales, deportivas, festivas… fuera del horario escolar en las que los alumnos desplieguen su entusiasmo y alegría, ayuden a mantener un clima ameno y juvenil y fortalezcan el sentido de pertenencia al Colegio.
  2. Planificar y llevar adelante actividades religiosas que promuevan la formación espiritual del joven y todos los demás miembros de la Comunidad Educativa (catequesis, cursos, talleres…)
  3. Organizar periódicamente buenos días con temas religiosos-salesianos y de valores.
  4. Resaltar en las semanas el matiz salesiano del Colegio Domingo Savio(temas, ambientación, actividades, lemas, etc.)
  5. Buscar que toda actividad lleve un fin pastoral de búsqueda de valores dentro del carisma salesiano.

 
Sacramental:

  1. Mantener un diálogo continuo con la Iglesia local coordinando actividades con la misma.
  2. Llevar adelante los planes de formación en los sacramentos de la Comunión, la Reconciliación y la Confirmación.
  3. Planificar encuentros con los niños y jóvenes que recibieron los sacramentos que los motiven a mantener los compromisos asumidos.
  4. Involucrar a los PADRES DE FAMILIA en la formación sacramental de los hijos a través de encuentros de formación continua.

 
Acción social:

  1. Promover el sentido de pertenencia a la sociedad en la que se vive, incentivando a través de actividades dentro y fuera del aula, la preocupación y acción por la solución los problemas sociales.
  2. Planificar actividades de encuentro con comunidades e instituciones con personas de bajo recursos, discapacitados, en situación de riesgo y demás.
  3. Organizar actividades de ayuda a Instituciones y comunidades de bajos recursos.
  4. Promover el compromiso y la cercanía con la propia cultura.
  5. Promover el valor de la dignidad humana y el respeto a la vida en todas sus manifestaciones.

 
OBJETIVOS DIRIGIDOS A LOS DOCENTES
Académico:

  1. Brindar herramientas a los profesores y maestras que les motiven a la vivencia de los valores cristianos y a la aplicación del Sistema Preventivo en su experiencia pedagógica.
  2. Acompañar continuamente la labor de los docentes en el aula con el fin de velar por la fidelidad en su labor de formadores en valores.
  3. Establecer una participación en los consejos de docentes donde se aborden temas específicos de formación en valores y del sistema preventivo.

 
Extra académico:

  1. Promover encuentros de crecimiento personal y grupal que los fortalezca en su rol de promotores de valores.
  2. Promover la participación y el protagonismo en todas las actividades académicas y extra académicas que alimenten el sentido de pertenencia.
  3. Brindar un plan de formación salesiana y en valores a través de documentos o misivas que durante el año les motive y oriente en su labor con los muchachos.

* Desarrollar uno o dos encuentros de formación para el personal obrero y administrativo, que les involucre y comprometa en la labor de educar.

 
OBJETIVOS DIRIGIDOS A LOS PADRES DE FAMILIA

  1. Informar a los PPFF de todo el proyecto y de las actividades realizadas, y crear medios de participación que les involucren en la labor pastoral.
  2. Planificar y desarrollar encuentros de formación en valores y demás elementos claves para el crecimiento armónico de la familia.
  3. Fomentar la participación y el protagonismo de los PPFF en las actividades y experiencias de formación en valores y religiosas.
  4. Elaborar un Plan de talleres y encuentros para los PP.FF en los que se aborden temas de pedagogía, valores, espiritualidad salesiana, entre otros.
  5. Establecer una red de formación continua a través del envío de misivas con temas de interés que contribuyan en la formación y la construcción de la familia.